Expiación limitada o Redención Particular

A mi persona se le ha asignado el tercer punto del acrónimo TULIP, que traducido de la tercera letra del acrónimo sería “expiación limitada”, pero porque esa palabra “limitada”, parece ser que se limita el poder de la obra de Cristo en el calvario en el mismo círculo de teólogos y cristianos que postulan esta interpretación de la obra expiatoria de Cristo, le han llamado “expiación limitada o definida” o “redención particular”.

Esta es la enseñanza que quiere decir que Cristo no murió por todo el mundo si no que objetivamente y exclusivamente sólo murió por su pueblo, la iglesia del Señor que ha creído en el mensaje del Evangelio. No se excluye el creer, el creer es parte de esta interpretación que ha tenido como seguidores a los más grandes intérpretes de la tradición cristiana.  Con esto dicho yo sé que ya hay muchas mentes oponiéndose,  según algunos la enseñanza se destruye fácilmente con textos como Juan 3:16, y otros textos que aparentemente contradicen tal enseñanza e interpretación que sostienen los reformados o que por ser objetos de burla y adjudicarle esta interpretación a un solo hombre se le llama calvinistas. Reformados por la reforma protestante y calvinistas por el reformador protestante Juan Calvino. 1509-1564.

En esta exposición quiero dar un recorrido por la literatura patrística, es decir los escritos de los padres post apostólicos y su contexto, esto también  incluirá la teología histórica y todos sus intérpretes importantes de la era posterior, después me meteré a la revelación y voz de Dios en las Escrituras como la única regla de fe y autoridad, citando un texto de cada libro del Nuevo Testamento, excepto 3 de Juan, textos que tiene en el concepto o idea de una redención particular, explícitamente o implícitamente,  algunos los interpretaré otros no, por la limitación del tiempo, y posteriormente hablaré de cómo podemos seguir centrados en el Evangelio sin que esta doctrina que divide a muchos no perjudique nuestra comunión y detenga la Comisión que nos dio el Maestro de publicar a todos los hombres el Evangelio del reino de Dios. Algunos han pensado que esta doctrina automáticamente detiene las misiones mundiales, pero la historia prueba que ha sido el motor que ha llevado a todo el mundo el Evangelio. William Carey el padre de las misiones protestantes era reformado y calvinista de convicción. Lo que ha detenido la unidad no ha sido esta doctrina con la doctrina en sí, sino el pecado y el espíritu sectario de nosotros los protestantes, evangélicos y pentecostales.

 

Los Padres de la Iglesia y la Teología histórica

La era post apostólica produjo muchos héroes de la fe cristiana. Algunos morían en el fuego otros en el Coliseo romano devorado por los leones, otros eran decapitados, y perseguidos por ser seguidores del Maestro de Galilea. La mayoría venían del estrato social más bajo, eran incultos no podían leer eran lo que San Pablo dice lo más vil y lo más menospreciado. Pero algunos de ellos que figuran en la literatura y que defendieron el cristianismo con pluma y libros eran hombres preparados, en retórica, filosofía, las ciencias y las artes, etc. Y cuando me refiero a filosofía, me refiero a la filosofía griega la misma que San Pablo leía, pero saturado con una teología y doctrina judía basada en las Escrituras de Israel, los padres post apostólicos por su lado venían del paganismo eran convertidos al cristianismo. Tenemos a Ignacio de Antioquía, Tertuliano, Justino Mártir, Orígenes parece ser uno de los pocos del tercer siglo que tiene un trasfondo cristiano y ha sido instruido en la teología cristiana precedente sin embargo era fanático de la filosofía, sus interpretaciones alegóricas de la Escritura todos los teólogos las conocen.  Por eso es que en los primeros siglos no se le llamaba teología cristiana sino filosofía cristiana por sus definiciones casi similares de teología y filosofía.[1]

¿Qué estoy tratando de hacer cuando hablo de todo el trasfondo  intelectual y religioso de los padres post apostólicos? Algo simple y directo es que los conceptos e ideas que trajeron al cristianismo y a los escritos apostólicos influenciaron su manera de ver la Escritura. Todos los historiadores del cristianismo primitivo han señalado este aspecto no del todo negativo de los padres de la Iglesia. Todos interpretamos la Escritura, y nuestros conceptos y  tradiciones transmitidas, y aún el estado emocional afecta nuestra interpretación del texto sagrado. No debería de ser así pero desgraciadamente por veces nos perturba e influencia. Por eso el famoso ensayo de Bultmann llamado: “¿Es posible la exégesis sin presuposiciones?”

En un libro pequeño llamado “Cristianismo Primitivo y Paidea Griega”, el escritor nos dice lo siguiente:

Los apologistas del siglo segundo eran  grandes  hombres  de un respetable nivel intelectual, pero el cristianismo necesita ahora los servicios de mentes y personalidades más desarrolladas, que habían de encontrarse en el ambiente cultural de Alejandría, la capital del mundo helénico. Ahí se habían encontrado y confrontado el Oriente y el Occidente desde que Alejandro Magno fundara la ciudad. Allí, en tiempos de Jesús y Pablo, el filósofo judío Filón había tratado de demostrar sus numerosas obras escritas en griego que su religión hebrea podía ser expuesta y entendida en los términos de la filosofía griega, justificándola así ante el tribunal de la razón. Por ello, había ya precedentes cuando dos siglos más tarde se enfrentaron las tradiciones helenista y cristiana en esta encrucijada de la historia. Hasta entonces había vivido en el mismo ambiente en un estado de hostilidad no declarada, y sólo muy de vez en cuando se habían cambiado entre ellas conceptos o argumentos. Este intercambio había de llevarse a cabo ahora en una escala mayor y en un nivel más alto, como resulta evidente los más famosos ejemplos de esa gran controversia entre eruditos griegos y cristianos durante el siglo tercero, el Contra Celsum de Orígenes y la gran obra del neoplatónico Porfirio, Contra los cristianos. Pero estos ataques dan por supuesto el surgimiento, en el campo cristiano, de una verdadera erudición cristiana y de una teología filosófica forma del espíritu cristiano que no podía haberse conformado antes de que la fe cristiana y la tradición filosófica griega encarnada en un único individuo, por ejemplo en Clemente de Alejandría y en Orígenes su mejor discípulo. Fue esta unión de ambos mundos en una persona la que produjo la síntesis muy compleja del pensamiento griego y cristiano”.[2]

Posiblemente uno de los problemas que surgen de este tiempo fue que la escuela de Alejandría alegorizaba mucho con la Escritura mientras que la escuela de Antioquía se pegaba al sentido literal de la Escritura, esto lleva a Kelly a pensar: «la infiltración de la filosofía es mucho menos evidente en los teólogos de la tradición antioqueña, con su compromiso al sentido literal de la Escritura».[3]  Como podemos ver ambos escritores creen que los padres y las escuelas cristianas del mundo antiguo fueron influenciadas de cierta manera por conceptos griegos e ideas que venían del mundo del pensamiento heleno.

Entonces entendiendo que muchos de los grandes héroes de nuestra fe cristiana que eran intelectuales y hombres piadosos, pero tenían un trasfondo en la filosofía o cruzaron una terminología cristiana con la griega, no nos debe sorprender que hayan interpretado mal el texto sagrado, la revelación de Dios en los escritos tanto del Antiguo como Nuevo Testamento. Sus escritos respecto a la salvación del hombre en la encarnación de Jesucristo a veces parece ser que es a través de la gracia y las obras. Por lo menos este es el sabor que me dejan en la boca ciertos escritos patrísticos. Un ejemplo es el concepto del libre albedrío que Orígenes tiene y donde sigue la escuela Estoica cuya noción del libre albedrío comienza a exponerse en el paganismo a través de Epictecto[4] y se mira comúnmente en la literatura patrística hasta Agustín. Es necesario también recordarnos que Origenes creía en la preexistencia de las almas, y con su alegorización de las Escrituras  cayó en el “universalismo realista”,[5] la noción que eventualmente como Dios había restaurado toda la creación en Cristo y nada fuera de Cristo, hasta el diablo sería salvo, el universalismo fue condenado en el concilio de Orange en el siglo sexto.

Con todo esto dicho no quiero decir que la filosofía debe de ser excluida de la teología, solamente que el razonamiento humano tiene que estar dispuesto a sujetarse a la revelación de Dios. La razón no va en contra de la fe pero la fe basada en la revelación de Dios está por encima de la razón. El hombre en su estado caído todavía tiene la imagen de Dios sin embargo no mira claramente por eso es que la filosofía ha sido siempre sierva de la teología. Yo sé que muchos cristianos se oponen a la filosofía sin embargo cuando leemos al apóstol y maestro de los gentiles podemos mirar que leía a los filósofos griegos sólo que para él, la revelación de Dios estaba por encima de todo razonamiento humano que se opone a la religión escritural, es decir la Biblia. La filosofía simplemente nos lleva a usar el don del intelecto, es el uso de la razón y el pensamiento para ponderar sobre las preguntas esenciales de la vida. La teología hace lo mismo solo que comienza con el libro de Dios.

Digo todo esto porque algunos han dicho que la teología reformada se deriva de Agustín  de Hipona, y que Agustín era católico y otras cosas que se le añaden. Personas que nunca lo han leído pero están dispuestas a juzgar y criticar en ignorancia. Se ha dicho que cuando se trata de la doctrina de la salvación, la interpretación sobre la predestinación y la elección de Dios conforme al pensamiento reformado protestante del siglo XVI surge con Agustín y no por los primeros trescientos años de la Iglesia primitiva. En esta segunda parte tienen razón, por lo que mis lecturas limitadas al respecto me han enseñado. Es verdad que Agustín cambió todo el paradigma interpretativo de los primeros 300 a 400 años de la Iglesia respecto a la doctrina del hombre y la salvación en la revelación de Jesucristo y que ahora hemos cosechado mucho de su pensamiento. Pero lo que no saben es que en los primeros escritos el mismo admite que estuvo incorrecto porque siguió la tradición interpretativa que le precedió, sólo fue cuando se encontró con Pelagio[6] quien aparentemente creia más en la habilidad del hombre para cumplir con la ley de Dios y asi excluía la asistencia de Dios al hombre para cumplir con sus mandamientos, no creía en el pecado original transmitido de Adán a su posteridad, sino que el hombre pecaba por su propia voluntad, fue  allí cuando Agustin tuvo que repensar la doctrina de la gracia y la salvación en el Evangelio. Por eso es que en el siglo XVI de la reforma protestante es el hombre más citado por Lutero y Calvino y los otros reformadores protestantes.

«Agustín fue la voz más importante de la teología occidental”,[7] por eso se le llama el “doctor de la gracia” en ciertos círculos de la tradición cristiana. La doctrina del pecado original, fue la más importante que se originó en su pensamiento, aunque se pueden apuntar errores y caminos que se forjaron para la teología católica  posterior, aquí no nos incumben por el tiempo. Lo que sabemos del estudio de la historia cristiana es que era un ávido lector y amante de la Biblia y la teología Paulina.

Todos los puntos que serán dados después del mío van conectados con el que estoy exponiendo. La depravación total o incapacidad moral, la predestinación y la elección, la expiación definida o redención aplicada, la gracia irresistible o gracia eficaz o aplicada, y la perseverancia de los santos; en la interpretación según los reformadores protestantes viene en cierta manera, no  todo,  del pensamiento de Agustín y esto lo tenemos que admitir,  sin embargo se han quitado y se han añadido términos que por su contexto se han originado para así poder explicar la doctrina cristiana plasmada en la Biblia. Expiación limitada es una frase que se hizo popular cuando se creo el acrónimo TULIP en 1913,[8] 400 años  después de los reformadores protestantes, pero el concepto está en el pensamiento protestante,  porque todos ellos creían en la predestinación y elección de los santos para salvación. Dios escogiendo pecadores convirtiéndolos en hijos del reino para hacerlos santos y salvarlos, y esto con la aplicación de la redención consumada en el Calvario. Dios aplicando la sangre de Cristo, su muerte y resurrección, su vida obediente  que cumplió con toda la ley a nuestro favor. Lo que se llama en la teología la imputación de la justicia de Cristo.

Cuando miramos la doctrina de la predestinación en Tomás Aquino, y otros teólogos de la era medieval- el periodo del siglo V al XV, podemos llegar a la doctrina de la redención aplicada o expiación limitada. El árbol de la predestinación nos lleva al bosque de la expiación limitada. Cristo muere solamente por su pueblo, el Padre manda al hijo con una misión objetiva, derramar su sangre por su Esposa y el Espíritu Santo aplica y sella la misión abriendo los ojos y regenerando el corazón de los pecadores que se arrepienten y creen en el Evangelio. Y solamente ellos y nadie más. Romanos 9:11-23. 10:1-17. Efesios 2:1-10.
Hago énfasis en el punto que las frases redención aplicada o expiación limitada no están en la edad media pero la idea y doctrina se encuentra en su historia. Raymond A. Blacketer dice:

Hay una trayectoria de pensamiento en la tradición cristiana corriendo desde la era patrística por medio de la edad media que enfatiza un propósito definido, y particular de Dios en la salvación, pero es una posición minoritaria y es frecuentemente ambigua”.[9]

 

Ahora la pregunta surge: ¿A qué se debe que haya sido una posición minoritaria desde los tiempos de Agustín hasta los reformadores protestantes? Mi respuesta tal vez simplista es que la mente caída del hombre se opone naturalmente a la ley de Dios.

“Por cuanto los designios de la carne son enemistad contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden”. Romanos 8:7“¿Mudará el etíope su piel, y el leopardo sus manchas? Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal?” Jeremías 13:23.

La palabra “habituados” o  ‘acostumbrados’ se traduce en Isaias 8:16 como ‘discipulos’. hebreo ‘limmuda.  Increible la fuerza que tiene el pecado en el hombre. 1) Entrenado, habituado (Jer. 13:23). 2) Discípulo (Isa. 8:16). — leshón limudím = lengua de discípulos, es decir, una lengua adiestrada. (Isa. 50:4).[10]

Hay cristianos en el día de hoy que les gusta argumentar que la mayoría no creen tales doctrinas por lo tanto no pueden ser aceptadas en el cristianismo, es decir el número mayor determina la sana doctrina sin embargo este argumento es contrario a la Escritura. La verdad se deriva de la Palabra de Dios. Si queremos usar este argumento muchas doctrinas dentro del pentecostalismo no se sostuvieron por miles de años así que muchas de ellas se tuvieran que cambiar. No se niega que cada uno se mete a los textos bíblicos con ideas prefijadas muchas veces pero es eso exactamente lo que queremos cambiar, para llegar a una exégesis bíblica y que glorifique a Dios. Si alguna doctrina no glorifica a Dios y excluye al hombre[11] siendo beneficiado o juzgado a través de ella es sospechosa y tiene que ser retirada del pensamiento cristiano. Pero también primero es Dios y segundo el hombre, queremos una teología, centrada en Dios y no centrada en el hombre. Desgraciadamente en la edad media incluso aún después que había sido condenado el pelagianismo, el modelo aristotélico, donde el hombre es la suma de todo, se metió en la interpretación de los escolásticos medievales. Esto se ha aprobado miles de veces.

En algunas áreas ellos fueron influenciados en otros pudieron escapar de las uñas del filósofo griego.

Enseguida presento ciertos personajes importantes que preservaron la doctrina e interpretación agustiniana  de la predestinación[12]. Hombres que fueron perseguidos por simplemente atarse a las Escrituras y reclamar esta doctrina como bíblica basada en la revelación de Dios. Estoy tocando el tema de la predestinación porque ya dije que este es el árbol que nos lleva al bosque de la redención aplicada o limitada. La doctrina que Cristo murió solamente por su pueblo por aquellos que creen y nadie más. Estas personas fueron predestinadas por el Padre, ellas fueron escritas en el libro desde antes de la fundación del mundo, en Adán cayeron, pecaron, se rebelaron contra Dios, por ser él, el representante legal de la raza humana, cuando viven  de repente escuchan el Evangelio, el Espíritu Santo les aplica la obra consumada de Cristo y son salvos para la gloria de Dios. Una doctrina está ligada a la otra. No estoy exponiendo la predestinación en sí, pero por necesidad tengo que mencionarla ya que es parte de lo que estoy exponiendo. Los términos no tienen que estar ahí, pero si encontramos el concepto estaremos en tierra firme.

 

La predestinación posteriormente a Agustín

 

Prospero de Aquitaino (390-460)

Prospero era discípulo de Agustín en sus inicios pero aparentemente en sus últimos años suavizó su doctrina sobre la expiación particular. Francis Gumerlock presentó un ensayo en la reunión anual de la Sociedad patrística en Norteamérica donde señala la romanización de la doctrina de la gracia en el pensamiento de Prospero.[13] Prospero le señala a los pelagianos que Cristo había muerto por los elegidos, Agustín no dice nada al respecto ni le contradice.

 

Gostelcalco  (808-867)

Otro que he encontrado, aunque si investigo más los encontraría de eso estoy seguro, en la historia de la Iglesia que estudió los escritos de Agustín y quiso avivar su doctrina sobre la predestinación, fue Gotestalco  un monje de Fulda en el siglo IX, quien estuvo preso por esta doctrina por 20 años,[14]  el historiador Justo L. González dice:

Gotescalco se dedicó a estudiar las obras de San Agustín, y llegó a la conclusión, históricamente correcta, de que la iglesia de su tiempo se había apartado de las enseñanzas del Obispo de Hipona en lo que se refería a la predestinación. Por diversas razones, Gotescalco se había ganado la enemistad de sus superiores, y por tanto cuando dio a conocer sus opiniones acerca de la predestinación no faltaron quienes aprovecharon esa ocasión para atacarlo. Entre estos enemigos de Gotescalco se encontraban Rabán Mauro, abad de Fulda, y el poderoso arzobispo Hincmaro de Reims. Tras una serie de debates, Gotescalco fue declarado hereje y encerrado en un monasterio, donde se dice que perdió la razón poco antes de morir. Aunque algunos de los más eruditos pensadores de la época lo defendieron en algunos puntos, resultaba claro que la iglesia no estaba dispuesta a aceptar las doctrinas de San Agustín sobre la gracia y la predestinación, al tiempo que pretendía que era precisamente sobre el Santo de Hipona que basaba sus enseñanzas.[15]

Pedro Lombardo 1100-1160

Pedro Lombardo fue un catedrático en la Universidad de París, su obra más significante fue las “Sentencias”, aquí es donde él trata de recopilar la doctrina de los padres de la Iglesia, fue un libro muy influyente, se usaba hasta los tiempos de la reforma protestante. Por 300 o 400 años fue una autoridad en el mundo de la teología. La frase “suficiente para todos pero eficiente para algunos”, se deriva de Lombardo. En su tercer libro sobre la Encarnación de la palabra Lombardo dice lo siguiente:

Cristo se ofrece asimismo en el altar de la Cruz no al diablo sino al Dios trino, y lo hizo considerando la suficiencia del pago, pero solamente por los elegidos considerando su eficacia, porque trajo salvación solamente para los predestinados[16].

Como podemos ver  en la Iglesia Católica del Occidente ya vemos una figura tan grande como Lombardo confirmando la doctrina agustianana abiertamente, y en mi opinión y con toda certidumbre lo digo, doctrina de los labios de Cristo y la autoridad Paulina, Juanina y Petrina. La doctrina de la predestinación contrario a lo que muchos piensan es normal en la literatura del Segundo Templo. No es ni de origen agustiniano y calvinista, viene de los judíos, los hombres más pegados a la ortodoxia del judaísmo de los tiempos de Cristo. Aún en el día de hoy uno de los debates entre los dominicanos y los franciscanos se basa en la predestinación[17].

 

Tomás Aquino 1225-1274

Tomás Aquino es el burro de la clase  decían unos pero   Alberto el Grande respondía  “ese burro un día va a impactar el mundo. Efectivamente esto es lo que ha acontecido en la ciencia de la teología, casi todos piensan que Tomás Aquino posiblemente es el segundo teólogo más importante del Occidente. Su Suma Teológica es devorada por muchos protestantes en el día de hoy. Incluso hay teólogos protestantes cuyas tesis doctorales han sido basadas  en los escritos de Aquino. En sus escritos de la cuestión número 23, artículos 1-8, y la cuestión número 24, artículos 1-3 habla sobre la predestinación. En estos artículos es clara su posición sobre la predestinación. Haciendo eco de Pablo dice lo siguiente:

Adviértase que el número de los predestinados es cierto para Dios, no sólo por razón de su conocimiento, esto es, porque sabe cuántos son los que se han de salvar (pues así conoce también el número de las gotas de lluvia o el de las arenas del mar), sino por razón de la elección y de cierta selección.[18]

Con estas dos figuras teológicas de influencia podemos ver como en el mundo contemporáneo la mayoría de estudiosos, y cuando digo la mayoría, quiero decir la mayoría, aunque se opongan a la doble predestinación de Calvino, la cual yo pienso que en cierta manera tiene semillero bíblico, creen en una doctrina de la predestinación aunque menos reformada por así decirlo. El eje de ellos no es la doctrina de la predestinación, creen en ella, pero la tratan de reconciliar en su tensión con otras doctrinas de la revelación bíblica. Estoy hablando de personas que se apegan a la influencia creciente de Barth, Torrance, por medio de   MacCormack,  y otros. Todos creen en la predestinación de una manera u otra, ignorarla es rechazar objetivamente los términos que se encuentran en ciertos textos, y el concepto que está en toda la Escritura. Deut 7:6-7. Una cosa es el término otra cosa es el concepto e idea, que en mi opinión corre en toda la Biblia. Salmo 65:4.

Se pueden citar más personajes pero mi tiempo está limitado. Con lo dicho hasta aquí llegamos a la reforma protestante. La  Reforma protestante produjo muchos héroes de la fe tanto del ala radical como magisterial. Ambas corrientes son dignas de todo estudiante de la historia. En la reforma magisterial, preside  Martin Lutero y otros antes de Calvino. Calvino pertenece a la segunda generación de reformadores protestantes, como muchos han dicho, el mismo hubiera aborrecido el término calvinismo ya que podemos mirar que no busco fama ni gloria personal esto lo reconoció aún el obispo de Roma cuando muere el 27 de mayo de 1564.

¿Era Lutero predestinario?

Muchas cosas buenas y malas se han dicho sobre el reformador alemán, lo que sabemos es que una de las doctrinas más odiadas por él, concierne el libre albedrío, esto se deja ver en su polémica con Erasmo de Rotterdam. La doctrina de la justificación fue uno de los bastiones de los reformadores, pero también el rechazo de ellos contra el libre albedrío[19] está por todos lados, y no menos la doctrina de la predestinación, por eso es que no se puede decir que Calvino fue el único que enseñó tal doctrina. Calvino señala que Lutero había tenido mucha influencia sobre su enseñanza. Lutero en su disputa contra la teología escolástica dice: «la mejor e infalible preparación para la gracia y la única disposición hacia la gracia, es la elección y predestinación eterna»[20]. Es decir que la gracia eterna es la  que produce la predestinación, la gracia le precede a la predestinación, y no está basada en méritos. Dios voluntariamente solamente por gracia predestina a pecadores para que sean salvos.  Es decir que la predestinación no está basada en los méritos o una fe prevista, sino en la total gracia, soberana misericordiosa y benevolencia de Dios.

¿Creyó Calvino en una expiación limitada?

Uno de los grandes temas debatidos sobre  el inmigrante francés en Ginebra, es si enseñó una redención definida o limitada. Unos han dicho que si otros que no. Pero cuando uno ve sus comentarios sobre ciertos textos que siempre se citan en los debates, podemos ver que siempre comenta a que dicha expiación se aplica a los elegidos del Señor. La frase en sí, ya lo he dicho que no existía, pero la idea y el concepto está en todos sus comentarios. El experto en la dogmática reformada es Richard A. Muller, profesor de Calvin theological Seminary.  El confirma lo siguiente:

La naturaleza complicada de la historiografía ha sido causada en gran manera por el recurso continuo a términos, “expiación limitada”, “expiación ilimitada”, que no fueron usados en los siglos XVI y XVII y que no propiamente reflejan los temas en debate, como ese anacronismo resbaladizo “Cristo-céntrico”, “limitada”,  “expiación ilimitada”, que deben de ser removidas  de la discusión histórica’.[21]

Con esto no quiere decir el profesor que Calvino creía en una redención “universal realista” al estilo de Orígenes, o un universalismo hipotético, (hipotético sinónimos  a supuesto, teórico, posible), lo que quiere decir es que la terminología no estaba allí, pero como dice antes de lo ya citado:

Calvino asumía que la obra de Cristo aunque había sido un pago suficiente por los pecados del mundo y había asegurado la salvación de todos los seres humanos hasta los mil mundos, era por la intervención divina efectiva solamente para los elegidos como lo hizo Beza, Gomarus, Du, Moulin, Davenant, Turretini, y en su propia manera Amyraut.[22]

Heinrich Bullinger Jul 18, 1504 – Sep 17, 1575 fue  un reformador suizo, el sucesor de Ulrich Zwingli en la iglesia de Zuric, el dice correctamente:

Los que no creen son responsables por el hecho que no creen y se perderán como resultado. Pero los que creen, creen que por la gracia y la misericordia de Dios caminan en el temor de Dios, viviendo santamente y como intachables en Cristo por amor. Ningún santo se ha jactado duramente de ser uno de los elegidos de Dios.[23]

Pudiéramos citar otro reformadores y puritanos ingleses como William Perkins[24], Owen, Bunyan, el reformador inglés Thomas Cranmer, Peter Martyr[25]  y la mayoria de la escuela puritana[26], Goodwin y otros, pero proseguiremos  al sínodo de Dort.  La enseñanza estándar entre los primeros protestantes permaneció la misma por muchos años hasta la controversia de los “Remonstrantes” lo que provocó el sínodo evangélico de Dort.

Las enseñanzas que perturbaron al mundo evangélico o mejor dicho protestante de este tiempo fueron las enseñanzas de Jacobo Arminio. 1560-1609. Jacobo Arminio había estudiado bajo Teodoro Beza el sucesor de Calvino en la academia de Ginebra fundada en 1559 por el mismo Calvino. Por la doble predestinación de Calvino y la tradición de la Academia donde había estudiado se opuso con espíritu cristiano al cuerpo doctrinal, sobre libre albedrío, la gracia, la predestinación, y la perseverancia de los santos, sobre ellas arrojó dudas,   así que el legado y las enseñanzas esenciales de la reforma fueron amenazadas en cierta manera con sus escritos.  Cuando fue postulado para ser profesor en la academia de Leiden en Holanda muchos se opusieron, aún así lo asignaron, en poco tiempo el debate surgió respecto a la predestinación y el libre albedrío. En 1603 fue asignado profesor de teología en Leyden. Era un hombre excepcional con muchos dotes y conocimiento en la literatura patrística, lector ávido de Calvino, un hombre con muchos talentos y claridad de pensamiento, aparte su piedad fue notoria. Su comentario a Romanos 7, llegan a las 200 páginas. A la edad de 49 años murió un 19 de octubre de 1609. Matías Martinus lo visitó cuando estaba en su cama y dice lo siguiente:

me dio la impresión de ser un hombre que verdaderamente temía a Dios, educado, muy experimentado en controversias teológicas, diestro en las Sagradas Escrituras, que temía expresar asuntos teológicos en términos filosóficos.[27]

El pensamiento de Jacobo Arminio no sólo perturbó el sur de Holanda y el protestantismo en general de su tiempo.  En 1610 sus seguidores que posteriormente serían llamados “Remonstrantes” liderados por Bisschop y Grotius presentaron en Holanda  y Friesland una serie de artículos conocidos como  “Protesta”, (Remonstrance), Sus posiciones eran: (1) El decreto de predestinación es condicional; (2) Cristo murió por todos; (3) El hombre puede rechazar la gracia de Dios; (4) El hombre puede caer del estado de gracia.[28]

Los “Remonstrantes” causaron controversia, por eso en 1618-1619 se convocó el Sinodo evangélico de Dort. Aquí se condenaron las doctrinas de los “Remonstrantes”, y se reafirmaron las doctrinas protestantes que comenzaron con Lutero, Calvino y los otros reformadores. Hasta el día de hoy la influencia de Arminio se deja ver en todos lados ya que Juan  Wesley, 100 años después la iba a popularizar con el metodismo en su oposición a la reforma en estos puntos de la doctrina de la salvación. Por eso se le llama a la escuela arminiana-wesleyana. La postulan los nazarenos, los pentecostales, Wesleyanos, ciertos metodistas, y otros que han seguido a Arminio y Wesley. Son los que comúnmente se les señala como “arminianos”, en contraposición al calvinismo o lo que prefiero llamar “Soteriología Reformada”  “Teología Reformada”, o “Protestantismo Original”. Todos los pentecostales la postulan porque él pentecostalismo es producto del Metodismo de Juan Wesley[29].

Jaroslav Pelikan dice: «los “cinco encabezados de doctrina” del Sínodo de Dort establecen el entendimiento reformado ortodoxo de la voluntad de Dios para el mundo en una forma que sería normativa’.[30]

 

¿Era Karl Barth  universalista?

Karl Barth es uno de los teólogos más influyentes del mundo contemporáneo. Uno de los grandes del siglo XX productor de la neo ortodoxia. Su método dialéctico no permite mucho comprenderlo, ya que en un pasaje de su dogmática pretende decir algo pero después directamente se contradice, por lo menos esto es lo que por veces se piensa. No soy el único que dice esto son varios los intérpretes interesados en el teólogo y sus escritos que llegan a las mismas conclusiones. Incluso se dice que él se reía de sus aparentes contradicciones. Muchos teólogos lo acusaban de ser universalista. En una conferencia en los 1950s ante ministros reformados se defendió contra tal acusación. Es muy difícil catalogar a Barth, cuando uno piensa que lo va acorralar se nos escapa como el agua de las manos diciendo totalmente algo contrario a lo que ha dicho dos páginas anteriores. Esto lleva a J.A DI NOIA, O.P a decir:

Barth claramente no es pluralista su teología de religión o de religiones es muy compleja para ser rastreada con el estándar y el enganche  de un método objetivo. Como una reciente encuesta de la ciencia lo dice: «Barth ha  derrumbado estas categorías, siendo las dos cosas, exclusivismo, inclusivismo,  y universalista”.[31]

Barth[32] es como N. T. Wright los dos son difíciles de domar y encerrarlos en nuestras propias categorías, quizás por su ambigüedad o alta erudición. Me gustaría que fuera la segunda.

Los textos usados en contra de la Teología Reformada y los usados por nosotros

No pretendo tocar todos los textos que usan aquellos que se oponen a la teología reformada mucho menos usar lo que nosotros postulamos para decir que Cristo solamente murió por los elegidos y los predestinados del Señor. Ya que esto tomaría mucho tiempo, tendríamos que meternos a la teología de cada libro del Nuevo Testamento y así extraer los tesoros encontrados en ellos. Estoy convencido que la redención definida se halla en cada libro apostólico. Pero en esta ocasión quiero tocar solamente ciertos textos que se usan para contradecir la interpretación reformada y tocar aquellos que presentan esta tensión entre la predestinación de Dios y la responsabilidad humana en responder al Evangelio. Ningún teólogo reciente afirma el libre albedrío lo que todos postulan es la predestinación y la responsabilidad humana pero con diferentes matizaciones e interpretaciones. El argumento del libre albedrío entre los teólogos de mayor influencia podemos decir que ha sido excluido del argumento y debate. Se habla de la tensión y antinomias que se encuentran en la predestinación y la responsabilidad humana. Con anticipación quiero decir que Pablo no responde a esta interrogante directamente, solamente apela a la soberanía de Dios (obviamente para Pablo Dios tiene otros atributos) y dice:

Mas antes, oh hombre, ¿quién eres tú, para que alterques con Dios? ¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así? Ro 9:20

Enseguida presentaré un texto de casi[33] cada  libro del Nuevo Testamento. Es claro que con un texto no se puede derivar toda la teología de cada libro sin embargo nos da una idea de lo que enseña o la tensión que existe en  el resto del libro.

Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre, JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados. Mt 1:21. También Mateo 15:13.

Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Marcos 10:45.

Y si el Señor no hubiese acortado aquellos días, nadie sería salvo; mas por causa de los escogidos que él escogió, acortó aquellos días. Marcos 13:20. Nadie se escoge a sí mismo.

¡Gloria a Dios en las alturas, Y en la tierra paz  (solamente- los demás son enemigos. Rom 5.) entre los hombres de su elección[34]!° Lucas 2:14. La Biblia Textual.

 

El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo. Juan 1:29.

El texto dice que el Cordero quita el pecado del mundo, pero si lo ha quitado efectivamente:  ¿será que las personas  ya no necesitan arrepentirse y reconciliarse con Dios, o será que la expiación para que sea aplicada sobre el ser humano, necesita creerse,  o   aquí tiene una dimensión cósmica donde el pecado original está siendo abolido por medio del Logos encarnado?  Creo que aquí la universalidad de la expiación está condicionada al creer en el sacrificio, y de esto hay evidencia en todo el libro, Juan capítulos 3, 6, 10,  pero también en la palabra Logos hay una dimensión cósmica donde el mundo creado también está siendo reconciliado y dispuesto para en un futuro ser recreado. 2 Pedro 3:10-13.  El cielo nuevo y tierra nueva.  Por eso es que el trasfondo de Juan 1:1 está en Génesis 1:1. Ésta en la dimensión cósmica que se encuentra en  Juan 3:16. El mundo en rebelión con Dios, toda la creación, Romanos 8:18-23, y Dios en su amor ofrece al hijo para la redención completa, los que creen volverán a él, pero creen porque el Padre los ha convencido, y el hijo su vida da por sus ovejas, Juan 10, esto es lo que quiere decir la frase “Y serán todos enseñados por Dios”. Si el Padre no les enseña, nadie aprende, y si nadie aprende nadie puede venir a él voluntariamente, y aún arrastrados. Ésta es la palabra fuerte que se usa en Juan 6:44.

Y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: ¿Del cielo he descendido? Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros. Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; (misma palabra se usa en Santiago 2:6)y yo le resucitaré en el día postrero. Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de él, viene a mí. No que alguno haya visto al Padre, sino aquel que vino de Dios; éste ha visto al Padre. Juan 6:42–46.

Yo ruego por ellos; no ruego por el mundo, sino por los que me diste; porque tuyos son. Juan 17:9. Verso 12 «Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese».

En Juan la predestinación esta en todos lados y es una obra trinitaria. El Padre trae personas al hijo, Juan 6:44, el hijo trae personas al Padre,  Juan 14;6, y el Espíritu Santo convence de pecado, justicia y juicio y trae personas por medio de la Verdad y a la Verdad. Juan 16:8-10. 17:17. Para los que no fueron convencidos de la interpretación en Juan 3;16, el verso 36 nos puede dar luz, «El que cree en el Hijo tiene vida eterna; pero el que rehúsa creer en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios está sobre él». Juan 3:36. Como Dios ha quitado el pecado de todo el mundo es decir todas las personas que viven o han vivido hasta ahora, por qué algunas ahorita  están en el infierno,  y otros llegarán a ese lugar de tormento, porque están, no estarán, bajo la ira de Dios.

¿Cómo es que Dios quita el pecado de estas personas por medio de Jesucristo, pero todavía requiere doble pago uno en Cristo y otro en el infierno?    Cristo muere por ellos así pagando por sus pecados, pero en el infierno también pagan por sus pecados. Simplemente no hace sentido y no  le hace justicia a una teología completa de la Biblia. Alguno responderá que es porque no creen, pero la pregunta es por qué no creen, y si creen por qué creen, y si creen y todavía aún así se pierden entonces donde terminaremos nosotros. Repito y pregunto: ¿Si toda la deuda  del mundo ha sido pagada realmente por qué todavía Dios requiere el pago en el infierno? Definitivamente hay tensión en un Dios que nos da el don de la fe y a la misma vez nos hace responsables por el pecado de Adán y por nuestros propios pecados. Una tensión que se resuelve cuando nos arrodillamos a la revelación bíblica.  La soberanía divina y la responsabilidad humana es algo que debe ser compatible en el pensamiento de todo cristiano y estudiante diligente de la Biblia, pero nunca un libre albedrío o un universalismo hipotético ya que la realidad es que algunos en este momento están pagando por sus pecados en el tormento eterno. Del “universalismo realista”[35] no hablaremos en esta ocasión.  Juan 3:16 tampoco es un texto tan fácil de interpretar como lo ha mostrado D.A Carson en su libro: “La Difícil Doctrina del Amor de Dios”.[36]

 

Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna. Hechos 13:48.

La oferta es para todos, Hechos 17, y cuando Pablo habla como evangelista lo dice claro, pero cuando habla como teólogo, dice: «Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre». Hechos 20:28.

¿Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción, y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria? Ro 9:22–23.

En Romanos el hombre es responsable por su rechazo del evangelio, Romanos 1-2, y el llamamiento es universal,  y a la misma vez Dios llama a la salvación a quien él quiere, Romanos 9:11-23,  y no lo hace en base de la raza o primogenitura. Romanos 2 y 9.  Ismael y Esaú son rechazados, e Isaac y Jacob son recibidos a misericordia.

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención; para que, como está escrito: El que se gloría, gloríese en el Señor. 1 Co 1:30–31.

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. 2 Co 5:21.

Mas la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes. Ga 3:22.

En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad. Efesios 1:11.

Porque a vosotros os es concedido a causa de Cristo, no sólo que creáis en él, sino también que padezcáis por él. Filipenses 1:29

 

con gozo dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz. Col 1:12.

Fiel es el que os llama, el cual también lo hará.1 Tesalonicenses  5:24.

Pero nosotros debemos dar siempre gracias a Dios respecto a vosotros, hermanos amados por el Señor, de que Dios os haya escogido desde el principio para salvación, mediante la santificación por el Espíritu y la fe en la verdad. 2 Tesalonicenses  2:13.

el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.1 Ti 2:4.

Este es un texto controvertido que ha causado mucha polémica, y aunque el texto dice que no murió por todos los hombres, muchos que se oponen a la teología reformada apelan a esta declaración Paulina.  Pero exégetas e intérpretes arminianos como el finado I. Howard Marshall admite que hay dos voluntades en Dios, dos voluntades que en la   teología reformada le hemos llamado la prescriptiva y la decretiva. La prescriptiva es aquella que está en la Biblia, pero la  decretiva es la que en realidad acontece. No son contradictorias son complementarias. La prescriptiva dice ‘porque no quiero la muerte del impío’ pero a la misma vez la decretiva es la que mata a los hijos de Eli por su pecado.  1 Samuel 4. Marshall dice:

para evitar todos los conceptos erróneos que deben quedar claros desde un principio, el hecho de que Dios desea o quiere que todas las personas sean salvas no implica necesariamente que todos van a responder al evangelio y ser salvos. Sin duda, hay que distinguir entre lo que Dios quiere que suceda y lo que en realidad el dispone que se haga y ambas cosas se pueden hablar de que son la voluntad de Dios. La cuestión que se plantea no es si todos serán salvos sino que si Dios ha provisto en Cristo para la salvación de todos, proveyendo que ellos crean, y sin limitar el alcance potencial de la muerte de Cristo sólo a aquellos quienes Dios sabe creerán[37].

Tengo una entrada en mi página web donde hablo más extensamente sobre este texto[38].

La interpretación reformada siempre ha sido que Dios está interesado en la salvación de toda clase de personas, reyes, abogados, albañiles, mecánicos, etc.

Efectivamente si Dios quiere que todos sean salvos pero en realidad no puede salvarlos a todos ya que el libre albedrío se ha opuesto a su voluntad eterna y decretiva, entonces ya no es Dios y el hombre viene a ser más fuerte que él, porque él tuvo la intención de salvarlos pero ellos rehusaron recibir a Cristo, pudieron más que Dios, y terminaron en el infierno.

Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.1 Ti 4:10.

Este es otro texto que claramente dice que Cristo es más Salvador de unos que de otros por así decirlo, Salvador de los que creen y no de los otros. También en este texto podemos hablar de un Dios que está interesado en la salvación de toda clase de personas o estratos sociales.

Como podemos ver este no es un tema tan fácil como algunos pretenden hacernos pensar, no  todas las complejidades del carácter y trato de Dios con los hombres   se puede derivar de una simple lectura corrida de la Biblia o argumentos simplistas que sólo manifiestan la  ignorancia del pueblo cristiano.

Por tanto, todo lo soporto por amor de los escogidos, para que ellos también obtengan la salvación que es en Cristo Jesús con gloria eterna.2 Ti 2:10.

quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras. Tito 2:14.

para que la participación de tu fe sea eficaz en el conocimiento de todo el bien que está en vosotros por Cristo Jesús. Filemón  6

el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas. Heb 1:3.

En la Biblia Dios manda a su hijo para efectuar la salvación no para posibilitarla, no para hacerla posible si los hombres creen, pero imposible si rehúsan el creer. Dios no mando a su hijo y después confió en que los hombres respondieran por sí mismos. En la teología reformada se efectuó  la salvación, el probé el Salvador y garantiza que algunos creerán,   en la teología arminiana se hizo posible  la salvación. En una se provee el agua y se aplica, en la otra interpretación sólo se dispone el agua. El hombre tiene que caminar hacia el agua y aplicársela.

porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados. Hebreos 10:14.

Muchos se confunden con Hebreos 12: 14 donde dice que sin ‘santidad nadie verá al Señor’ pero no han distinguido entre la santidad imputada por Cristo y este es un término grande en la polémica católico- protestante y la santidad progresiva. El texto habla de la santidad progresiva. El que ha sido justificado por medio de la fe y ha experimentado la novedad de vida, estará interesado en la santidad progresiva donde el coopera (sinergismo), pero en la santidad imputada el pecador arrepentido está pasivo y sólo recibe pasivamente los méritos de Cristo.

El, de su voluntad, nos hizo nacer por la palabra de verdad, para que seamos primicias de sus criaturas. Santiago 1:18.

elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.1 Pe 1:2.

Este es uno de sus textos que aparentemente dice que Dios elige y predestina por algo que ve anticipadamente en el hombre. Pero si ponemos atención al texto dice, que somos elegidos según la presciencia, pero que no lo hace por ver un mérito en el hombre, sino que es en “santificación del Espiritu, espíritu con E refiriéndose al Espíritu Santo o espíritu con e minúscula  refiriéndose al espíritu humano. La palabra en el griego es la misma. Otra cosa que podemos notar es que somos elegidos para obedecer y  ser rociados con la sangre de Jesucristo. Con todo esto se quiere decir que no hay ninguna buena obra o mérito alguno del hombre que sea la causa de la salvación o santificación del espíritu, Dios no dice: «le voy a dar la salvación porque ha puesto fe en mi hijo, o tiene un mérito que me ha impresionado mucho».

y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados. 1 Pe 2:8.

Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 2 Pe 2:1

Este texto presenta un lenguaje fenomenológico según Tomás Schreiner. “En otras palabras aparentemente como que el Señor los había comprado a los falsos maestros con su sangre, pero en realidad no pertenecían al Señor”.[39] El contexto del capítulo confirma esta interpretación. «Pero les ha acontecido lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y la puerca lavada a revolcarse en el cieno».  2 Pe 2:22.

La naturaleza de ellos nunca había cambiado por eso regresaron a su vómito y al cieno.

Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.1 Juan 2:2.

El texto puede ser interpretado de diversas maneras lo que sabemos es que ‘nuestros pecados’ puede referirse a la comunidad cristiana los cuales han recibido los beneficios del nuevo pacto. O a la comunidad judía.  Y los del ‘todo el mundo’ puede referirse, a aquellos pecados que han sido cubiertos por la vida perfecta de Cristo, pero no todos sin exceptuar a alguien. Se  puede referir, a los de toda tribu,  lengua y toda nación. Ap 5.  Estos son los de todo el mundo, ya que si en realidad todos los seres humanos que viven en el globo terráqueo han sido perdonados entonces otra vez caemos en el “universalismo realista”. No hipotético, sino un “universalismo realista” donde todos seguramente serán salvos.

El anciano a la señora elegida y a sus hijos, a quienes yo amo en la verdad; y no sólo yo, sino también todos los que han conocido la verdad. 2 Juan 1–2.

Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo. Judas 4.

Y la adoraron todos los moradores de la tierra  (nadie más) cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo. Apocalipsis  13:8. El trasfondo de este texto es: «Sean raídos del libro de los vivientes, Y no sean escritos entre los justos». Salmo 69:28.

 

Pautas para la reconciliación en el debate reformado y arminiano

  1. Tomar como autoridad primaria la Palabra de Dios y considerar la tradición cristiana para evaluarla, y no tenerle miedo al razonamiento filosófico y cristiano.
  2. Lo escuche de MacCormack hace dos semanas y me pareció majestuoso: “Cómo afecta mi interpretación particular de ciertos textos a otras doctrinas de la revelación de Dios.
  3. Leernos los unos a los otros
  4. Tener paciencia los unos con los otros
  5. No negar la soberanía divina y la responsabilidad humana.
  6. Permanecer centrados en el amor cristiano.
  7. Abrir puentes de conversación en la celebración de los 500 años de la reforma.

Me gustaría elaborar más sobre estos siete puntos de reconciliación en el debate reformado y arminiano, en su debido tiempo lo haré. Lo que ahora me concierne es que los lectores conozcamos mejor cuáles son las diferencias y las terminologías que estamos usando para poder ver cómo podemos dialogar y mejorar en el futuro del protestantismo y asi apodar las varias ramas. Ramas que vienen del mismo árbol y dan sombra segura a aquellos que vienen a refugiarse en la Iglesia evangélica y la reforma protestante del siglo XVI.

Algunos quieren negar su identidad como evangélicos y abogan por una catolicidad de la Iglesia, no me opongo a tal cosa, lo que me concierne es también preservar mi identidad como evangélico y asimismo abogar por una catolicidad de la Iglesia que contiene una tradición antigua pero que a la misma vez, según mi convicción, se restaura en el regreso a las Escrituras, y en la tradición cristiana esto solo se llevó a cabo en los tiempos de Lutero. Y por eso le doy gracias al Señor resucitado. ¡Semper Reformanda!

¡Ad Fontes!

Marzo 3, 2017. Olathe, Kansas

Mario López

[1] Vease Manfred Svensson. Reforma Protestante Tradición Intelectual Cristiana. Editorial Clie. 2016

[2] Werner Jaeger. 1965. Cristianismo Primitivo y Paedeia Griega, pág 55-56.

[3] J. N. D. Kelly, Early Christian Doctrines, Fifth, Revised. (London; New Delhi; New York; Sydney: Bloomsbury, 1977), 348.

[4] Michael Frede. 2011. A Free Will. University Of California Press, pág 175.

[5] Este es un término que he creado para tratar de definir la idea de una salvación universal segura, en contraste con el universalismo hipotético. Orígenes creía en la primera.

[6] Vicente de Lerins  confirma lo que siempre se ha sospechado sobre las enseñanzas de Pelagio. Yo sé que en el pasado ha habido mucha controversia sobre sus enseñanzas ya que aparentemente no hay ningún escrito que ha sobrevivido pero creo que Vicente confirma lo que se dice de Pelagio. Tan innovadora era la enseñanza de Agustín que Vicente dice que la ortodoxia se basa, ‘en lo que todo el mundo creía en todos lados”, (lo que le ha precedido a Agustín) para así contradecir a Agustin.  Vincent of Lérins, “The Commonitory of Vincent of Lérins,” in Sulpitius Severus, Vincent of Lérins, John Cassian, ed. Philip Schaff and Henry Wace, trans. C. A. Heurtley, vol. 11, A Select Library of the Nicene and Post-Nicene Fathers of the Christian Church, Second Series (New York: Christian Literature Company, 1894), 149.

[7] Svensson, pág 187.

[8] Kenneth J. Stewart. 2011. IVP Academic. Ten Myths About Calvinism. Recovering the Breadth of the Reformed Tradition, pág 290.

[9] Editores. David Gibson & Jonathan Gibson. Crossway 2013.  From Heaven He Came And Sought Her. Definite Atonement in Historical , Biblical Theological, And Pastoral Perspective, pág 59.

[10] Moisés Chávez, Diccionario de Hebreo Bı́blico (El Paso, Tx: Editorial Mundo Hispano, 1992), 314.

[11] Por eso aquí Barth, Torrance y otros teólogos son importantes. Véase “Christological Anthropological In Historical Perspective”. Marc Cortez. Zondervan. 2016

[12]Uno de los ensayos más penetrantes sobre la predestinación lo he leído en el volumen II en: The Bible And The Dead Sea Scrolls. Editor James Charlesworth. Fue escrito por Margen Broshi. P.235-246.

[13] Editores. David Gibson & Jonathan Gibson. Crossway 2013.  From Heaven He Came And Sought Her. Definite Atonement in Historical , Biblical Theological, And Pastoral Perspective, pág 72-73.

[14] Historia de la Iglesia Cristiana. Williston Walker. Casa Nazarena de Publicaciones. Pág 211.

[15]Justo L. González, Historia Del Cristianismo: Tomo 1, vol. 1 (Miami, FL: Editorial Unilit, 2003), 331–332.

[16] Editores. David Gibson & Jonathan Gibson. Crossway 2013.  From Heaven He Came And Sought Her. Definite Atonement in Historical , Biblical Theological, And Pastoral Perspective, pág 81

[17] J.K. Baalen Y Alberto Roldan. 2006.  EL Caos de las Sectas. Libros Desafio, pág 380.

[18] Santo Tomás de Aquino. Suma Teologica. I. 2014. Biblioteca de Autores Cristianos, pág 607.

Thomas Aquinas, Summa Theologica, trans. Fathers of the English Dominican Province (London: Burns Oates & Washbourne, n.d.). (Q. XXII., A. 4).

[19]En Locci Comunes de 1521, Melanchthon postula estrictamente la doctrina luterana sin embargo en la edición de 1543 y en la de 1559, suaviza su rechazo contra ella. Robert Kolb, “Human Nature, the Fall, and the Will,” in T&T Clark Companion to Reformation Theology, ed. David M. Whitford, T&T Clark Companion (London; New York: T&T Clark, 2012), 21–22.

[20] Martin Luther, Luther’s Works, Vol. 31: Career of the Reformer I, ed. Jaroslav Jan Pelikan, Hilton C. Oswald, and Helmut T. Lehmann, vol. 31 (Philadelphia: Fortress Press, 1999), 11.

[21] Calvin and the Reformed Tradition. 2012. Richard A. Muller. Baker Academic, pág 106.

[22] Ibid, pág 105.

[23] Reformation Commentary On Scripture. Galatians and Ephesians. IVP Academic. 2011. General Editor Timothy George, pág 240.

[24] The Works Of William Perkins. Reformation Heritage Books. 2014, pág 307.

[25] Carta a Bullinger Nov 3, 1553. Hastings Robinson, ed., Original Letters Relative to the English Reformation & 2, trans. Hastings Robinson, vol. 1 (Cambridge: Cambridge at the University Press, 1846–1847), 507.

[26] estoy consciente que Richard Baxter no creia en la linea puritana de la “expiación limitada”. EL tema fue debatido con John Owen. Owen, John. The Works of John Owen. Edited by William H. Goold. Vol. 10. Edinburgh: T&T Clark, n.d. Capitulo IX.

[27] Jose C. Rodriguez. Jacobo Arminio. Vida, Pensamiento y Legado. Casa Nazarena de Publicaciones. 2013, pág 31.

[28] Sherman Roddy, “REMONSTRANTES,” ed. Everett F. Harrison, Geoffrey W. Bromiley, and Carl F. H. Henry, Diccionario de Teología (Grand Rapids, MI: Libros Desafío, 2006), 524.

[29] Véase  Donald W. Dayton. Libros Desafio.  1996

[30] Jaroslav Pelikan. The University of Chicago Press. 1985. The Christian Tradition. A History of Development of Doctrine. Reformation of Church and Dogma (1300-1700) Vol 4, pág 239

[31] Edited by John Webster. The Cambridge Companion to Karl Barth. Cambridge Univeristy Press, pág 245.

[32] Karl Barth confidencialmente le dijo a Eberhard Jungel sobre la sospecha que todos tenían de su universalismo de la salvación: (apokatastasis) “No la enseño, pero tampoco digo que no la enseño”. Editores. David Gibson & Jonathan Gibson. Crossway 2013.  From Heaven He Came And Sought Her. Definite Atonement in Historical , Biblical Theological, And Pastoral Perspective, pág 558.

[33] El único libro que me faltó fue 3 Juan.

[34] Esta es la mejor traducción según el profesor Judio David Flusser citado en: The Bible And The Dead Sea Scrolls. Editor James Charlesworth. Fue escrito por Margen Broshi. P.235-246.

[35] Esta es una frase que he usado en este escrito para señalar la plena certidumbre que todo el mundo será salvo. Es muy obvio que no. Thomas Torrance después de señalar su rechazo del calvinismo y arminianismo cae en el universalismo hipotético o quizás realista. “debemos de pensar en la redención como una realidad suficiente y eficaz para todo el ser humano”.  Thomas Torrance. Atonement. The Person and Work of Christ. IVP Academic. 2009, pág 189.

[36] El lector puede buscar un escrito en mi blog llamado: “Ama Dios a todas las personas”. Está basado en Juan 3:16.

[37] Citado en John Piper, “¿Desea Dios que todos sean salvos?” pág 18.  Este libro lo puede bajar en el idioma inglés gratuitamente.

38] El escrito se llama “Existen dos voluntades en Dios”.

[39] Editores. David Gibson & Jonathan Gibson. Crossway 2013.  From Heaven He Came And Sought Her. Definite Atonement in Historical , Biblical Theological, And Pastoral Perspective, pág 390.